;
;
;
 
 
;
¿ Dónde va Vicente ?

Dado que no es fácil armonizar personalidad y existencia en una sociedad de masas les propongo la “máxima” de un histórico político italiano: Visconti-Venosta, que rezaba así: “Independientes, siempre, aislados, nunca”.

Esa divisa que el político aplicaba para propugnar un nacionalismo patriótico, puede servir de modelo como slogan de vida, para hermanar personalidad y fraternidad.

Tener carácter exige independencia de lo que dicen, piensan o hacen los demás. Pide evitar la actitud del ¿”donde va Vicente?,¡donde va la gente”!. No se trata de hacer lo que se hace, sino lo que se debe hacer. Ni de seguir la conducta de la mayoría sino de obrar conforme a la verdad, aunque no la siga nadie.

Tener personalidad, supone un espíritu sanamente crítico, que no se traga la propaganda publicitaria o política como si fuera dogma de fe, ni acata la letra impresa como la última palabra, pues también los libros tienen fe de erratas. Ni adopta la ley del menor esfuerzo como norma de conducta.

Sin embargo esta independencia de carácter no debe hacerle a uno huraño, una isla, un náufrago en medio de la masa. “Independientes, siempre; aislados, nunca”.

No se vuelva usted masa, pero conviva con ella para ser levadura que eleve a cuantos le rodean humana y cristianamente.

Redacción
 
;
Papa Francisco
Papa Francisco
Santa Eulalia
San Roque
 
 
 
;
 
Copyright © 2013 Parroquia Santa Eulalia de Arealonga (Vilagarcía de Arousa). Todos los derechos reservados